Un viaje al Véneto. Segunda parte.

Verona Los juramentos de amor son el aliento húmedo de los vientosCayo Valerio CatuloSeñor(1997),p. 32. Un lienzo de colores, una paleta en tonos tierra.Muros desconchados en sienas y ocres,pigmentos fríos junto al óxido y la piedra.Hasta a su río Adigio lo tintan los guijarros.Así veo a Verona, teñida con su arena.@soldevillaa Desperté, sonreí y abandoné [...]

Amsterdam queda entre tú y yo

Un viaje a Amsterdam único, como cada aventura debe de ser. Disfruta esta ciudad cosmopolita, siéntela tuya.

Una mirada intuitiva

Cuando empecé a viajar sola por placer, Londres fue mi primer destino. Me daba vergüenza no conocer aún una de las más famosas ciudades del mundo y en esta segunda vida que tengo, en la que no paro de mirar y capturar momentos, no dudé ni un minuto en volar hacia allá. Ahora, unos años [...]

Tú y yo

Dos seres imperfectos en busca de la felicidad, eso bien podríamos ser tú y yo, cargando mochilas que ya nos gustaría dejar olvidadas en cualquier parque. Lo que, al final y sin duda, iría en nuestra propia contra.Porque, ¿Acaso uno puede deshacerse de lo que ha vivido? Y en este punto en el cual ya [...]

La maquinaria

Dicen que la edad te cambia, que te transforma. El envoltorio, desde luego. De pie estoy frente al espejo y aunque me sigo reconociendo, no cabe duda alguna. Todas las facciones afinadas; los músculos, más relajados de la cuenta. La piel con sus heridas de guerra. Las benditas arrugas, las que suben o bajan a [...]

Porque te quiero

Los miedos me ladran, algo andan buscando. Lo sé porque me doblo como el árbol cuando enferma al quedarse sin tierra ni abono. Querrán carnaza, me asusta quedarme sin tu amamantado abrazo.Porque, dejarte ir me duele que me raja. Es más, maldigo las razones que me llevan a este necesario desapego, pero sólo me sale [...]

El día siguiente

Quedaron a tomar una copa por dos motivos: por la copa en sí y por la necesidad de volverse a sentir. Y sentados el uno junto al otro, se contaron más historias de las debidas al usar el lenguaje de la mirada, el que deshace las hechuras. Revivieron la pasión desparramada la mañana anterior y, [...]