Tomates rojos fritos

¿Qué se puede hacer con cuatro tomates, un poco de sal, algo más de azúcar y un toque de pimienta? Algo tan simple como exquisito.

No hay nada más rico que unos tomates rojos fritos y estoy salivando mientras os lo escribo. Como dice mi amigo Fran, mi cocina no puede vivir sin ellos y es verdad, no faltan nunca en mi carro de la compra.

Del tomate me como hasta las semillas. Me gustan todas sus variantes pero, hasta que llega el verano, opto por los de rama o los de pera.

Suelo hacer con ellos dos tipos de salsa de tomate. Una, la tradicional, con su pimiento y cebolla. La otra, la que ahora os voy a contar, tan sólo lleva tomates. Para hacer la primera utilizo normalmente las latas del natural triturado. Te compensa hacer bastante cantidad ya que lo puedes utilizar casi a diario y, comprando una marca buena, el resultado es fantástico. También se gana en tiempo, cosa importante hoy en día.
Para hacer esta otra soy más selectiva y en serio, merece la pena serlo.

Ingredientes

1 kg tomates en rama o de pera. Muy rojos.
50 gr aceite de oliva virgen extra.
Un pellizco de sal.
Un poco de pimienta. Otra de mis adiciones…
Una cucharada de azúcar blanco. Indispensable…

Receta

Pelamos los tomates y, por favor, no hay excusa que ya no hay que escaldarlos. Ahora venden un pelador específico que es una auténtica maravilla. Los troceamos muy bien procurando incluir el jugo que vayan soltando, que del tomate se aprovecha todo.

Me resulta muy cómodo hacerlo en una cacerola baja con tapa para que no salpique tanto que luego hay que limpiar…Como tengo una cocina de inducción y el fuego alcanza muy rápido la calentura, incluso pongo el aceite y los tomates a la vez, en frío. Los tapo y le doy caña al fuego los primeros minutos. Así se doran muy bien sin ensuciar tanto la cocina. En el caso de carecer de esta potencia inicial, se tendrá que calentar antes el aceite.

Cuando ya se esté dorando, le añadimos la sal, el azúcar y la pimienta y a fuego medio, lo dejamos hacer hasta que pierda el líquido y se vea bien frito –calculo de 15 a 20 minutos–. Hay que ir removiéndolo de vez en cuando y os recomiendo que, a la par, los sigáis troceando con la misma pala para que la salsa se quede más homogénea. No hay necesidad de pasarla luego por ninguna batidora. El encanto que tiene es, aparte de su sabor, su textura.

Ojo: ni se os ocurra mojar pan porque acabaréis con ella y adiós a otros acompañamientos.

Personalmente, me priva por encima de una simple tortilla francesa o de queso, como base de pizza o para untar generosamente un pan y encima ponerle unas buenas sardinas.

Soldevillaa

Simple, sano y rico. Una cena perfecta.

Tomates rojos fritos sobre una piadina. Lleva mozzarella de Búfala, otro placer a tener en cuenta.

https://www.losutensiliosdelchef.com/1540-pelador-de-tomates-y-frutas-blandas.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s