Hojaldre con queso

Ingredientes

1 masa de hojaldre rectangular. Las venden listas para meter en el horno en cualquier supermercado.
3 cebollas caramelizadas
250 gr de queso feta
Rúcula, lo necesario para cubrir el hojaldre.

Para caramelizar las cebollas

3 cebollas
25 gr aceite de oliva
50 gr brandy
50 gr azúcar moreno



Receta

Esta simple y extraordinaria receta la aprendí en un viaje que hice a Amsterdam. La persona que me recomendó lo de mezclar hojaldre con queso, cebolla caramelizada y rúcula, consiguió licuarme las papilas gustativas sólo de pensarlo…Es un recurrente mío, desde entonces, para deleitar a los amigos cuando vienen a casa o, simplemente, para disfrutar en familia los fines de semana.

Para pecar a gusto con este pastel de hojaldre, hacemos primero la cebolla caramelizada. En una sartén con el aceite, ponemos a pochar las cebollas muy troceadas. Cuando estén doradas, le añadimos el azúcar y el brandy y a fuego lento las dejamos caramelizar hasta que estén en su punto. Sólo con esto podríamos untar tostadas y tomarlas con un buen brie o uno de cabra, pero merece la pena la espera.


Para quien tenga Thermomix: se trocean 6 segundos V4, se añaden los otros ingredientes y se deja 35 min T Varoma V cuchara. Pongo abajo el link de la receta que encontré en internet: es perfecta.

Calentamos el horno a 200 ºC. Ponemos la masa en la bandeja del horno, justo en el centro, y pinchamos toda la base, menos los bordes, para evitar que esta suba. Ahora, extendemos la cebolla por todo el hojaldre y lo metemos en el horno durante 10 min.
Mientras, troceamos el queso en taquitos muy pequeños. No es un queso que se vaya a derretir, se queda en un punto intermedio de textura que mueres de felicidad. Es equivalente al disfrute que sientes cuando lo cortas.
Pasado el tiempo, abrimos el horno y lo colocamos cubriendo la cebolla. Volvemos a meterlo otros 10 min en el horno hasta que la masa esté del todo hecha.

Ya sólo queda sacarlo y cubrirlo con hojas de rúcula. Esperamos unos minutos antes de servir para que cojan calor las hojas y se pueda partir bien.

Prometo que es algo diferente y el sabor, espectacular. ¡A disfrutar!

Casamiento

Le va tanto el vino blanco como un tinto joven y suave. No me meto en más porque no soy entendida en la materia, pero se sentir cómo casan las cosas en el paladar. Es un ejercicio interesante y muy creativo.
Si alguien entiende, le invito a opinar. Lo agradecería enormemente!

Otra opción: una agüita aderezada con yerbabuena/yerba Luisa o con una rodajita de limón/naranja. Siempre será mejor que acompañar este pastel salado con bebidas gaseosas saborizadas:))

https://cookpad.com/es/recetas/738969-cebolla-caramelizada-thermomix

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s