Adiós año viejo

Perdonarme hoy la brusquedad pero estoy fermentando como la uva blanca. Si tuviera aquí al que me besa el alma, sin duda le partiría la camisa, pero de momento lo dejo en su cama, en su isla.

Me siento bendecida por lo que pude vivir en el 17; por lo que aprendí de lo malo; por lo que me reconfortó lo bueno; por lo que me empujó la envidia de otros y por lo que me abrazó la buena amistad que me roza. Por todo un año más que es que a ti pude disfrutarte..

Me siento rica por todo lo que aprendí y por toda la gente nueva a la que conocí, gente rodada que ya no esconde la ternura, en una edad que avanza por día quitándose las capas muertas, riéndose por lo que ya uno se atreve sin pedir permiso, ejerciendo el lujo de desnudarse mientras se quiere seguir aprendiendo.

Bienvenido seas 2018 a este alma borracha de vida, de deseo, de empecinamiento……Sí, porque bruta es que siempre fui pidiendo felicidad….desde chiquitita.

A.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s