Skaill House

Tras la tormenta llega el sosiego. Sí, doy fe. Al final de la tarde, The Skaill House quedó enmarcada por la C de la más plácida calma.Extraño, inusual a mediados de septiembre. De hecho, allí vive el viento, lo ves en la horizontalidad de la hierba. Pero, en mi vuelta, el paisaje se quiso despedir [...]