Algo contigo

Sé que podría haber tenido algo contigo,
como también sé que nunca lo tendré.
Curiosa la atracción que surge entre almas afines
que empiezan a observar su semejanza en simples gestos.

No importa medir el tiempo, al no ser necesaria la cochura.
Es más, se marca la pauta desde el primer momento,
por ser el simple disfrute de una atracción surgida.

Una voz dormida que rompe su propio silencio.
Una pregunta, dos, quizás hasta más de tres,
en un espacio que se comprime
por no saber el justo límite del proceder.

Un oído presto ante un posible lance, a pesar de.
Risas que, en verdad, nacen para ocultar dudas.
Dudas en busca de la lógica que evite el desatino.
Un corazón divertido por este ir y venir con tan poco sentido.

Y llega el momento en el que se que acaba este tiempo nacido.
Toca el camino de vuelta, el que nos lleva a diferentes destinos.
Callan las voces en busca del eco del deseo que fuera encendido,
y en el silencio, surge la sonrisa rebuscando en la memoria.

A.

DSCN3345

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s