Esas sevillanas de Feria

Esta pasada Feria de Sevilla ha sido para mí una feria emotiva, sentía. De esas en las que se te nota cómo llevas los sentimientos en formación de pelotón, algo contrariados y en clave de suspiros.

Y cuando uno de esos días quise dormir a la noche, al recoger mi mantón en esa caseta de lonas verdes y blancas donde mi sentir habita, fue que una amiga supo ver que iba contenía, que debía soltar la pena, y me provocó el baile.

Así fuera que me removí con la primera, y que con la segunda los sentimientos acunara. Con la tercera, zapateé con rabia aquello que me apenaba, y con la cuarta lidié con mi tontuna hasta encorsetar lo que no debía merecer más un pensamiento.

El vestío de lo que sentía allí fue que se quedara colgado al no necesitarlo más para mecer mis sueños, siendo ahora que, con otro traje ajustado a unas nuevas hechuras, continúe con buen compás bailándole a la vida.

A.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s